La logística es una actividad de servicios que va cambiando de acuerdo a como lo hace todo su entramado productivo. Esto, porque da respuesta al mercado desde los deseos del consumidor. Pues, lo cierto es que en este momento, el sector industrial y el logístico son los que están articulando todo ese sistema de consumo y producción. Cada vez más el comprador online busca plazos de entrega más cortos, y este elemento es relevante para repetir sus compras en un eCommerce.

En estos momentos, la logística tiene muchos retos por delante. El consumidor no solo está diciendo a la logística cómo quiere la distribución sino que el sistema productivo también le está hablando de que quiere acercar los tiempos. Así, el consumidor es el cliente, pero el cliente del operador es la distribución. De este modo, la logística se encuentra ahora ante una doble petición a la que dar respuesta. Y sobre todo, a una velocidad de vértigo porque cuando el sistema de consumo cambia quiere una respuesta rápida.

Los datos, según IAB  son claros, «Del total de población internauta española de 16-65 años (27,5 millones) un 71% declara comparar online, lo que supone un total de 19,4 millones de españoles».

Cambio cultural y de modelo

Y, ¿cómo tienen las empresas que dar respuesta a esta avalancha de compras en el comercio electrónico? Pues, desde luego la clave pasa por la respuesta logística. Dar respuesta, va a suponer un cambio cultural y de modelo para los operadores logísticos. Ya que, los ciclos de servicio son cada vez más cortos y las empresas deben afrontarlos de forma eficaz con innovación y desarrollo.

Estrategias colaborativas

No solo la innovación y el desarrollo, las nuevas estrategias colaborativas  entre operadores también van a ser claves para poder dar respuesta y servicio al consumidor, porque la colaboración es necesaria para la eficacia.

Aplicaciones Big Data y 4.0

Así como la tecnología en los procesos operativos y aplicación del Big Data para la predicción de la demanda.

Convivencia de vehículos

Y si hablamos de dar respuesta al e-commerce también hay que pensar en la diferencia de las ciudades o grandes urbes a las zonas aisladas o muy concurridas. Ya que, no es igual resolver una entrega en el centro de Madrid como en una llanura de EE.UU. Por tanto drones, bicicletas eléctricas, vehículos electrónicos o incluso otros modelos de vehículos que están por venir han de convivir necesariamente para dar respuesta.

Reducción de niveles de CO2

Mientras el comercio electrónico va creciendo a pasos agigantados, las emisiones de CO2 también lo hacen. Por ello, a la hora de trazar un plan de negocio en este sentido se ha de tener en cuenta como, cada vez más, hemos de contribuir a las reducciones de forma voluntaria antes de que se nos obligue legalmente. Porque el libro Blanco sobre el futuro de Europa es muy claro en este sentido.

La irrupción de la impresión 3D

Este es otro de los avances que puede cambiar el panorama del consumo y del sistema productivo. En un futuro no muy lejano, los consumidores en vez de comprar un producto se lo podrán llegar a imprimir en su hogar. Desde luego, un cambio de modelo con enormes posibilidades para aquellas empresas que sepan aprovecharlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies