[:es]El miércoles 24 de febrero tuvo lugar en Madrid la presentación del XVI Foro Nacional de Transporte, que tendrá lugar en la ciudad el próximo 10 de marzo y donde se tratarán temas como la innovación disruptiva en el transporte de mercancías o cómo mejorar la cadena de transporte; y del VII Congreso de Distribución Urbana, cuyas principales propuestas versarán sobre la adaptación B2B al B2C, soluciones para el e-commerce y retos para abastecer al punto de venta. Allí, además, nos hacíamos eco de esta noticia, la cual nos introduce en el tema a tratar hoy.

Hoy en día, cualquier sencillo aspecto de la actividad logística repercute, negativamente, en el medio ambiente, por ello existe un sistema de logística verde para tratar de encontrar soluciones a esos problemas ambientales causados por los procesos logísticos, que, de acuerdo con el Foro Económico Mundial, dicha industria podría ser responsable de aproximadamente un 6% de las emisiones de gas de efecto invernadero. Más aún, en algunos países, el transporte de carga es responsable del 85% de las emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera.

Veamos algunas de las alternativas que ofrece la logística verde:

Si nos referimos al transporte, que es la causa que mayor impacto genera, no hay que pensar únicamente en las energías alternativas al combustible. Un buen mantenimiento (mensual) de la flota o la optimización de las rutas también son clave.

Por lo que respecta al almacenamiento, se recomienda aprovechar al máximo el uso de la luz natural, así como la colocación de paneles solares sobre los techos de los almacenes o la utilización de materiales de construcción ‘green’.

Evitar dañar la mercadería e invertir en maquinaría moderno puede ser un buen correctivo para el daño de la carga y descarga, mientras que utilizar materiales biodegradables procurando emplear la mínima cantidad de materiales posibles podría reducir el impacto medioambiental provocado tanto por el empacamiento como por el rediseño del producto.

Por último, el reciclaje de los deshechos, que también es importante.

Estos son simplemente algunos ejemplos que pueden implementar las empresas. Los beneficios de la logística verde son bien conocidos, no solo la mejora de la imagen corporativa, sino la reducción de costos y la preservación del medio ambiente. Un estudio de Abeerden Group señalaba hace tiempo que los elementos que impulsan a las empresas hacia el concepto ‘green’ eran: una ventaja competitiva, el incremento del costo de la energía, la necesidad de aumentar el valor de la marca, la necesidad de innovación y el cumplimiento de mandatos. Qué poco han cambiado las cosas.[:en]Wednesday 24th February, it took place in Madrid the XVI Foro Nacional de Transporte presentation, which will be held March 10th and where we will hear about topics like groundbreaking innovation in goods transport or how to improve transportation chain; it will also be the presentation of the VII Congreso de Distribución Urbana, whose main purposes are about the B2b into B2C adaptation, solutions for e-commerce and challenges to supply the point of sale. In addition, is there where we hear about this news, which is perfect to present the topic of today.

Nowadays, every single aspect of logistics activity has a negative impact in the environment, that is why it exists a green logistic system to try to find solutions to that environmental problems caused by logistic processes, which, according to the World Economic Forum, this sector could be responsible of around 6% of greenhouse gas effect emissions. Even, in some countries, cargo transport is responsible of 85% of carbon dioxide emissions in the atmosphere.

Here, there are some alternatives offered by green logistics:

If we are talking about transportation, which is the most important cause of the greenhouse effect, we do not need to think exclusively in alternative energies to fuel. A good maintenance (monthly) of fleet or optimization of routes are also the key.

As far as storage is concerned, it is advisable to squeeze the use of natural light, as well as the placement of solar panels on warehouses rooftops or the use of green construction materials.

Not to damage goods and to invest in modern machinery could be an important corrective to avoid damage of loading and unloading, and using biodegradable materials trying to employ the minimum amount of materials could reduce the environmental impact caused not only by packing but also by redesigning the product.

Finally, recycling waste are also important.

These are simply some examples that could be implemented by enterprises. Green logistics gains are well-known, not only the improvement of corporate image, but also the cost reduction and environment conservation. A Aberdeen Group study noted a few months ago that the elements which boost companies to «green» concept were: a competitive advantage, the increased cost of energy, the need to raise the brand value, the need of innovation and the implementation of regulation. So little has it changed!

 [:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies