El transporte de mercancías por vía marítima es el modo más utilizado, en el ámbito mundial, para el comercio internacional. En la era de la interconexión estamos acostumbrados a la inmediatez, pero, a pesar de esta limitación, el transporte marítimo es imprescindible por su rentabilidad, nos permite transportar un gran volumen de mercancía. Cuando estamos a un click de cualquier persona del planeta, estamos transportando toneladas de productos que viajan durante semanas por los océanos del mundo y con todo lo que podría salir mal amenazando, pero a día de hoy, esta sigue siendo la manera más rentable. Alrededor del 80% del comercio mundial, se transporta vía marítima.

No fue un camino fácil, históricamente, los operadores de este modo de mover mercancías entre países tuvieron que ingeniárselas para hacer cada viaje más rentable, y la verdadera revolución llegó en los años 50 del siglo 20, con la introducción de los contenedores estandarizados, que ahora son tan claves en nuestro sector. Y no es que cambiaran el transporte marítimo para siempre, sino el comercio mundial.

Otra necesidad para rentabilizar al máximo las rutas, era la de disponer de más espacio en el mismo barco, y a día de hoy se siguen construyendo barcos cada vez más grandes. De hecho, los canales de Suez y de Panamá se siguen ampliando para poder dar paso a navieros de mayor envergadura. Se amplía espacio por unidad y se amplía cantidad de unidades. Hoy en día hay tantos barcos circulando, que si se siguen produciendo al ritmo actual, en un futuro será más difícil rentabilizar los fletes, por no hablar de qué pasaría en casos de crisis.

Otros factores que nos mantienen siempre alerta y dispuestos a afrontar cambios, son los externos e incontrolables, como las fluctuaciones en el precio del petróleo o las normativas de los distintos países. El alza del precio del petróleo ya impulsó en su día la construcción de vehículos más eficientes a nivel energético, y el auge de las energías renovables también está cambiando el sector. Quizás en un futuro (muy lejano), la presencia de los petróleos en el mar sea más anecdótica.

Respecto a la legislación en los distintos países y normativas concretas en distintos puertos, los que influyan en la toma de decisiones clave serán los agentes de más influencia en el sector, como pueda ser China, tanto como exportador, como núcleo con distintos puertos, o como puedan ser las grandes compañías navieras.

Como bien decíamos al inicio, esto no son más que motivos para seguir manteniéndonos alerta y preparados para el cambio. Nuestra experiencia nos ha hecho saber estar prevenidos y saber garantizar la seguridad de los procesos.

Buscamos las soluciones más eficaces para el transporte de sus mercancías a nivel internacional. Ya sea en régimen de mercancía consolidada, como en contenedores completos o en carga de grandes proyectos, desde Milestone Logistics le facilitamos el control de sus tráficos marítimos, así como la completa trazabilidad de sus operaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies