[:es]El sector ferroviario vive un momento de cambios que se pueden apreciar desde diferentes puntos de vista, a nivel nacional, pero también continental, donde por ejemplo destaca el paquete de medidas para eliminar los últimos obstáculos a la creación de un espacio ferroviario único adoptado por la Comisión Europea el pasado diciembre o la aprobación del pilar técnico del Cuarto Paquete Ferroviario aprobado por el Parlamento Europeo el pasado 28 de abril.

Que más del 50% de las exportaciones de nuestras pymes tengan como destino países de la UE parece un buen fundamento para avanzar en esa dirección. El ferrocarril de carga es más eficiente en distancias muy largas, por lo que el mercado de las mercancías debe conectarse con le resto de la Unión Europea.

El panorama internacional también está repleto de inversión e innovación. Estados Unidos invertirá 8.700 millones de euros cada año hasta 2022 para modernizar sus señales y sus infraestructuras. El mercado ferroviario en África y Oriente Próximo va a duplicarse. Kenia tiene pensado unir su puerto de Mombasa con la capital, y a largo plazo, prolongar la vía hasta Ruanda y Uganda; Otro de los proyectos estrella es el que pretende unir Costa de Marfil con Burkina Faso, Níger y Benin en la costa oeste del continente.

En América Latina el transporte de carga impulsa el renacimiento de ferrocarriles con México a la cabeza. Chile cambia de enfoque, Perú busca expandir sus vías y en Colombia los trenes son una necesidad. En Brasil las cosas van despacio y sigue siendo una incógnita. En cualquier caso, como en Europa, también se trabaja con la idea de la integración ferroviaria regional.

El foco del sector está en India, que ha anunciado que busca inversiones por 115.000 millones de euros en los próximos cinco años para modernizar su sector ferroviario. Aunque entre los países emergentes hay que destacar un nombre propio, China. El gigante asiático es el que más fuerte está apostando. Su programa ‘El cinturón económico de la ruta de la seda’ demuestra su ambición. Prevé obras por valor de miles de millones en la mejora de infraestructura ferroviaria que la conecte con Asia central y que incluso, proyecta invertir en otros estados para facilitar el tránsito de mercancías y atraer hacia la órbita de Pekín a sus respectivos gobiernos.

Según un estudio elaborado por la consultora Frost & Sullivan, el mercado global de los ferrocarriles mueve más de 155.000 millones de euros y apunta muy fuerte hacia el futuro.[:en]Rail sector is going in a changeable moment, changes that can be studied in a national point of view and also in a continental one, where, for instance it exists the last package of measures to delete the obstacles to the creation of the single railway area adopted by European Commission last December, or the approval of the technical basis of fourth railway package approved by European Parliament last April 28th.

Seeing that more than 50% of exportations of our SMEs have as a destiny an EU country, it is a point to continue working in that direction. Freight rail is more efficient in long distances, consequently, goods market should be connected with the rest of Europe.

International situation is also full of investment and innovation. USA will invest €8.700 million each year until 2022 to upgrade its infrastructures. Rail market in Africa and Middle East is going to get double. Kenia is planning join Mombasa’s port with capital city and, in a long-term, extend the route to Rwanda and Uganda, another important project is joining Côte d’Ivoire with Burkina Faso, Niger and Benin in west coast of the continent.

In Latin America, cargo transport boost the revival of railways, whose leader is Mexico. Chile is changing the approach, Peru is trying to expand its ways and in Colombia railways are a need. In Brazil, things are going slowly and it is still a big question. Anyway, as in Europe, they are also working with the idea of regional integrated railway system.

The center of the sector is in India, country that has announced that is currently looking for €115.000 million in the next five years to upgrade its railway sector. However, among emerging countries we need to put the eye on China. The Asian Giant is the one who is supporting the most this sector. Its plan “The Economic Belt In Silk Road” shows its ambition. They predict works valued at milliards upgrading railway infrastructures which connect China with Central Asia and even projects in other countries to facilitate goods transit system and showing Beijing government as a very friendly one.

According to a survey made by Frost & Sullivan consultants, railway global market involves more than €155.000 million, and it is still growing.[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies