Las cifras le dan cada vez más la razón. Y es que cada año se compra más a través de este canal. En 2016, según el informe de adigital este tipo de ventas aumentaron durante la Navidad un 13,07% hasta alcanzar los 3.660 millones de euros. Y este año, según las estimaciones del portal Privalia, las comparas on line se dispararán estas Navidades hasta un 15%.

En 2016, estas fechas y este tipo de comercio supuso el 15,32% de la facturación anual. Un periodo donde la mayoría de comercios on line ponen toda la carne en el asador realizando campañas publicitarias, en el 44% de los casos.

Es más, durante estas Navidades, las estimaciones de Privalia, muestran como en noviembre y diciembre se aumentó en un 24% el número de pedidos y un 17% el número de compradores ‘on line’ únicos. Y una de las cifras más destacadas es la resultante en los hombres, 18%, cinco puntos por encima de las mujeres.

Pero, ¿qué nos ha enseñado el ecommerce, hasta el momento, que podamos aplicar como experiencia para este 2018?

El Smartphone es el rey

El consumidor de productos on line, cada vez compra más desde un único dispositivo. Y ese dispositivo es el móvil. Ni ordenador, ni portátil, ni tablet. La experiencia de compra es rápida y donde más tiempo se dispensa en estos menesteres es el móvil. Desde el sofá, desde la calle o esperando el metro. El smartphone es el rey de las compras. Por tanto, las compañías han de trabajar en la optimización absoluta de sus páginas web o tiendas on line para móviles.

Experiencia de compra

Uno de los sectores donde más crece la venta online es la moda. Y eso se debe a que el cliente adquiere con ello una experiencia de compra. Las compañías deben ofrecer cada vez más en este 2018 esa experiencia si quieren atrapar al cliente.

El tiempo es oro

El tiempo de los clientes es oro y la seguridad más. Por ello se demandan páginas y tiendas on line donde el pago sea seguro y sobre todo rápido. Si tenemos una compra muy accesible pero no logramos que el cierre de la misma se traduzca en un pago rápido, el cliente se irá de la página en el peor momento.

Una logística just in time

El cliente quiere una entrega muy rápida y flexible, si puede ser en 24 horas mejor, o al final del día. Y por su puesto, las entregas y devoluciones han de tener la misma flexibilidad. Sin duda, el 2018 nos va a acercar a la tiranía del consumidor on line y su logística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies